El Ser Supremo
La ciencia moderna ha llegado hasta el extremo de propugnar que el hombre proviene tan sólo del barro y la arcilla; le ha negado siquiera un asomo de alma, y así, no sólo no ha resuelto ninguno de los problemas de las humanidades, sino que ha apoyado y secundado activamente a los gobiernos totalitarios ateos, que no buscan más que sepultar y esclavizar a todos los hombres y extinguir todo vestigio de decencia en el interior de cada ser humano.

Estas dos sendas que han apartado al hombre de la afirmación de la existencia de un Ser Supremo -la ciencia moderna y el totalitarismo- lo están llevando a un estado de ser similar al de las máquinas, en donde el ideal ha llegado a ser una masa informe de músculo, grasiento y sudoroso, o un mecánico mugriento que atiende a un chirriante y estridente monstruo de acero.

Se produce un alejamiento de las artes, las humanidades y la decencia, hasta que estas son como estrellas diminutas que brillan en la lejanía de un enorme y negro vacío.

Página Principal Página 0 Página 1 Página 2

Test de la Personalidad Contactos Más Información Conexiones de Scientology Acerca de L. Ronald Hubbard Librería Página Principal

© 2000-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.
Para información sobre marcas registradas - La Filosofía Religiosa Aplicada de Cienciología